Saltar al contenido

Servicios del lugar de vida familiar para empleados: Cambios 2019

La Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Popular, en su disposición agregada trigésima novena, regula la integración del Régimen Particular de la Seguridad Popular de los Empleados de Lugar de vida en el Régimen General de la Seguridad Popular, estableció desde su entrada en vigencia, unos cambios indispensables en temas de seguridad popular para los trabajadores del servicio de lugar de vida familiar desde el año 2019.

En ese sentido, esa disposición agregada trigésima novena, anunció que para este año 2019 habrían dos cambios indispensables a saber:

  • La base de cotización por contingencias recurrentes y expertos se determinarán acorde a lo predeterminado sobre la base de cotización, sosprechada en al artículo 109 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Popular, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, sin que la cotización pudiera ser inferior a la base mínima que se constituya legalmente.
  • Igualmente, el tipo de cotización y su distribución entre empleador y empleado serán los que se confirmen con carácter general, en la respectiva Ley de Capitales En general del Estado, para el Régimen General de la Seguridad Social.

En este sentido, la página oficial del Ministerio del Trabajo, Migraciones y Seguridad Popular, bajo el título, Novedosa regulación del servicio de lugar de vida familiar, detaca que desde este año 2019, el tipo de cotización por contingencias recurrentes será el 28,30%, siendo el 23,60% a cargo del empleador y el 4,70% a cargdo del empleado.

Y para la cotización por contingencias expertos se aplicará el 1,50%, a cargo único del empleador.

Información que comunican atendiendo al contenido de la Orden TMS/83/2019, de 31 de enero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Popular, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para el ejercicio 2019;

Por su lado, la Ley 27/2011 desarrolló en su instante una escala de remuneración por mes a los objetivos de fijar la base de la cotización por contingencia recurrentes y expertos, acorde al ingreso de los trabajadores del servicio del lugar de vida familiar. En el diseño de esa base de cotización en el año 2012, se había fijado 15 tramos o escenarios de capital, comenzando con un nivel 1 que correspondía a 74,83 Euros al mes, a quien le correspondía dar 90,20 euros al mes y finalizaba con el tramo o nivel 15, que correspondía a un ingreso por mes de 700,11 euros al mes, teniendo como base de cotización 748,20.

El modelo cambió en el 2019, se redujo a 10 escenarios y se establece unas horas máximas de trabajo efectivo a los objetivos de la cotización. Del mismo modo, el tramo 1 se ajusta a unos 206 euros al mes y el último tramo, el número 10 se ajusta a una remuneración mayor a 1.294,01 euros mensuales; en este último caso se requieren 160 horas, en tanto que en el primer supuesto, se pide sólo 34 horas por mes.

Es evidente el incremento que hubo desde el año 2012 hasta hoy la variación de la remuneración por mes a los objetivos de saber la cotización del trabajador del servicio de lugar de vida familiar al sistema de protección del seguro popular.

¿Qué supone que una relación laboral sea calificada como “especial”?.

El régimen particular de una relación laboral, piensa que una norma jurídica regule de forma especial los servicios de lugar de vida familiar, diferenciándola de otras costumbres de relación laboral y como expresión de esto, desarrollándola en un texto normativo diferente; que en esta situación, están desarrolladas en el Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter particular del servicio del lugar de vida familiar.

Algunos elementos que hacen particular a esta relación laboral de servicio de lugar de vida familiar, a saber:

-Lo específico del lugar en el que se prestan los servicios, hablamos de un modo que debe ser prestada en un espacio de vivienda.

-Lo escencial que piensa que el empleador debe ser el titular de la vivienda en donde se preste los servicios.

-El sistema de trabajo y de organización sin lugar a dudas alguna es diferente, atendiendo a la naturaleza y obligaciones del trabajo doméstico.

-El hecho que se regule la base de cálculo para la seguridad popular, de forma especial a los servicios de hogares familiares, marca aún más su condición de relación laboral particular.

Descarga la novedosa Guía

También te puede Interesar

[us_grid post_type=”ids” type=”carousel” columns=”3″ items_quantity=”6″ items_layout=”1562″ carousel_arrows=”1″ carousel_autoplay=”1″ ids=”,1313,906″]