Malta comunica que España acogerá a los migrantes rescatados por el pesquero de Santa Pola

El país insular permite el desembarco de los rescatados en lugar de que sean trasladados cuando reciban asistencia médica.

España acogerá a, por lo menos, 11 de los 12 rescatados el jueves de la semana anterior por el pesquero español Nuestra Madre Loreto frente a las costas de Libia. Tras diez días bloqueados en mitad del Mediterráneo, sin un puerto seguro al que dirigirse, Malta aceptó por último este domingo su desembarco, pero el representante del Gobierno maltés, Kurt Farrugia, alertó a Reuters que se trataba una solución temporal “por causas humanitarias”. El trato debe integrar al duodécimo rescatado que ya había sido evacuado a Malta el viernes pasado por inconvenientes de salud.

Según Farrugia, los rescatados serán llevados a España una vez reciban asistencia médica y se recuperen. «Malta no tenía la obligación de acogerlos porque no fueron recogidos en aguas maltesas y Malta no era el puerto más cercano», mantuvo el representante. La información fué confirmada por el Ministerio del Interior y de la Seguridad Nacional maltés, Michael Farrugia, en su cuenta de Twitter. La Vicepresidencia del Gobierno, preguntada por este asunto el domingo por la mañana, no ha amado reportar sobre las condiciones de la negociación ni la viable acogida española.

Malta se negó hasta el último instante a abrir sus puertos, aunque en el final cedió. Pasada la medianoche del domingo, el Nuestra Madre Loreto recibió advertencias de Salvamento Marítimo para dirigirse al país isleño. La distribución de los 11 migrantes no se ha producido en un puerto, sino que una embarcación fué a buscarlos a 13 millas de la costa, donde aguardaba el pesquero.

La autorización de Malta llegó escasas horas después de que el patrón del pesquero, Pascual Durá, resolviese regresar a España desoyendo las advertencias del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que instó a cumplir las leyes de todo el mundo y dirigirse al puerto más seguro y cercano, en alusión a Libia, un país en el que se subasta y tortura a migrantes.

Rescate frustrado

El Nuestra Madre Loreto estaba explorando en punto muerto en la región de búsqueda y salve libia desde el jueves de la semana anterior cuando presenció un salve fallido de parte de una patrullera libia a unas 80 millas náuticas de la costa. Una embarcación neumática cargada de personas intentaba escapar de los guardacostas y tres de los migrantes treparon hasta la borda del pesquero, en tanto que otros ocho se publicaron al agua y fueron recogidos por los pescadores.

Desde el primer instante el Gobierno español indicó que la embarcación debía dirigirse a Libia, interpretando que este sería un puerto seguro, por tratarse del más cercano. La lectura del Gobierno provocó varias reacciones contrarias como la de la Agencia de ONU para los Refugiados (ACNUR) que rechazó de chato la idoneidad de Libia para el desembarco de migrantes.

Deja un comentario